< Volver

Tema: Retenciones y pagos a cuenta

Retenciones sobre rendimientos del trabajo
Tamaño del archivo:
24.23kB

# Páginas:
6

Retenciones sobre rendimientos del trabajo

Retenciones sobre rendimientos del trabajo

Para calcular las retenciones de los trabajadores, la empresa deberá tener en cuenta las retribuciones previstas que van a cobrar a lo largo del año, así como sus circunstancias personales.

Retribuciones previstas

Cuando contrata a un trabajador, el empresario calcula el tipo de retención que se le va a aplicar en nómina. Y a principios de cada año efectúa ese cálculo para cada uno de los empleados, teniendo en cuenta las retribuciones que previsiblemente va a cobrar.

A estos efectos, si la empresa cuenta con empleados que cobran comisiones (o cualquier otro tipo de retribución variable), a la hora de determinar la previsión de ingresos anuales, lo recomendable es computar como mínimo la retribución variable obtenida en el año anterior.

Modelo 145

Aparte de las retribuciones previstas que va a cobrar cada trabajador, para calcular el tipo de retención también se deben conocer sus circunstancias personales.

Pues bien, la empresa deberá considerar las circunstancias personales que cada trabajador le haya comunicado al iniciar la relación laboral (o después, si en un momento posterior le informó de algún cambio) a través del modelo 145. Por tanto, debe conservarse dicho modelo 145 para justificar los cálculos ante una eventual inspección de Hacienda.

Tipo de retención y reglas especiales

El tipo de retención se calcula aplicando a las retribuciones previstas, minoradas en determinadas reducciones y gastos, la tarifa del impuesto.

Si las circunstancias personales o familiares del trabajador varían durante el año y el trabajador comunica expresamente dicha variación, la empresa deberá recalcular el tipo de retención, modificándolo a partir de ese momento.

Para reducir la carga administrativa que supone tener que realizar estas regularizaciones todos los meses, la propia ley permite optar por otro sistema. De este modo, cuando la regularización deriva del cambio de las circunstancias personales o familiares, puede efectuarse a partir del día 1 de los meses de abril, julio y octubre, en relación con las variaciones que, respectivamente, se hayan producido en los trimestres inmediatamente anteriores a estas fechas. Eso sí, las regularizaciones por cambios producidos en octubre, noviembre y diciembre deben realizarse según el procedimiento anterior.

Por otro lado, determinadas retribuciones están sometidas a un tipo de retención mínimo, o fijo:

  • En los contratos o relaciones de duración inferior al año, el tipo de retención no puede ser inferior al 2%.
  • En los rendimientos del trabajo que deriven de relaciones laborales especiales de carácter dependiente, el tipo de retención no puede ser inferior al 15%.
  • A los administradores y miembros del Consejo de Administración se les aplica la retención fija del 35%.
  • En los rendimientos del trabajo derivados de impartir cursos, conferencias, coloquios, seminarios y similares, o derivados de la elaboración de obras literarias, artísticas o científicas, siempre que se ceda el derecho a su explotación, el tipo de retención es del 15%.
  • Cuando se satisfagan atrasos (salarios correspondientes a un año que se satisfacen al año siguiente), el tipo de retención aplicable es el 15%.

Rentas en especie

Cuando los rendimientos se satisfacen en especie, el pagador debe realizar también un ingreso a cuenta a favor de Hacienda.

Como en este caso no existe cantidad líquida sobre la que detraer la cantidad a ingresar, el ingreso constituye un mayor coste para el pagador (siempre que no lo repercuta al trabajador).

Por su parte, el beneficiario integrará en su declaración el valor de la retribución en especie más el ingreso a cuenta efectuado por el pagador, y podrá deducir, como cantidad pagada a cuenta –igual que las retenciones–, el importe de dicho ingreso.

El importe del ingreso a cuenta se determina aplicando sobre el valor de las retribuciones en especie los porcentajes de retención.

Normativa aplicable

  • Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio. Artículo 99.
  • Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Artículos 74 y siguientes.

© Lefebvre - El Derecho, S.A. • Avenida Diagonal 415, 1ª planta • 08008 Barcelona • NIF A79216651 • Tel: 902 22 64 60 / 93 342 65 00 • Fax: 902 22 64 61 / 93 342 65 01 • servicio.clientes@indicator.eswww.indicator.es