< Volver

Tema: Condiciones de trabajo

Pacto de ampliación o reducción de jornada
Tamaño del archivo:
17.79kB

# Páginas:
2

Pacto de ampliación o reducción de jornada

Reducción o ampliación de la jornada

Si ha llegado a un acuerdo para reducir o ampliar la jornada de uno de sus trabajadores, refleje dicho acuerdo por escrito. Y si un empleado solicita una reducción de jornada por guarda legal, conserve dicha solicitud.

Mutuo acuerdo

La conversión de un contrato de trabajo a tiempo completo en uno a tiempo parcial (o al revés) siempre requiere el consentimiento del trabajador afectado. Por tanto:

  • Si su empresa efectúa dicha conversión sin el consentimiento de su empleado, éste reclamará y usted quedará obligado a reponerle en sus anteriores condiciones. Además, deberá abonarle las diferencias salariales (si proceden).
  • Si usted propone el cambio de jornada a uno de sus empleados y éste se niega, no podrá sancionarle o despedirle como represalia.

Si su trabajador sí que acepta el cambio en su jornada, documenten el acuerdo por escrito. De ese modo quedará acreditado que su empresa no lo ha impuesto de forma unilateral y que el trabajador lo ha aceptado voluntariamente. A partir de ahí, comunique dicho cambio a la Seguridad Social a través del Sistema RED.

Guarda legal

Por otro lado, si uno de sus trabajadores tiene a su cuidado directo a algún menor de 12 años o una persona con discapacidad física, psíquica o sensorial, que no desempeñe una actividad retribuida, tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo diaria, con la disminución proporcional del salario entre, al menos, un octavo y un máximo de la mitad de la duración de aquélla.

Tendrá el mismo derecho quien precise encargarse del cuidado directo de un familiar, hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente o enfermedad no pueda valerse por sí mismo, y que no desempeñe actividad retribuida.

Dicha reducción se aplica sobre la jornada diaria. No obstante, verifique si su convenio permite la reducción sobre la jornada semanal (lo que posibilitaría que un empleado trabajase unos días de la semana y librase otros). Además, sepa que es su trabajador el que debe elegir el horario en el que va a disfrutar de la reducción, pero siempre dentro de su jornada. De este modo, si trabaja de 9 a 17 horas y le pide una reducción con un horario de 7 a 11, usted se podrá negar ya que estará adelantando su horario en dos horas.

En cualquier caso, sepa que el trabajador, salvo fuerza mayor, deberá preavisar al empresario con una antelación de 15 días (o la que se determine en el convenio colectivo), precisando la fecha en que iniciará y finalizará la reducción de jornada por guarda legal.

Regulación de empleo

Como excepción, si su empresa acredita la concurrencia de causas productivas, organizativas, técnicas o económicas, podrá reducir la jornada de sus empleados a través de un expediente de regulación de empleo (ERE). Ahora bien:

  • La medida tiene carácter temporal (aunque no existe un período mínimo o máximo de tiempo de duración). Es decir, la reducción de jornada debe servir para superar las dificultades de su empresa. Cuando esto ocurra, sus trabajadores deberán volver a trabajar en función de su jornada anterior.
  • La reducción debe ser de entre un 10% y un 70% de la jornada de los afectados, ya sea en cómputo diario, semanal, mensual o anual. Por ejemplo, si su plantilla trabaja 40 horas semanales, podrá hacer que sólo trabaje entre 12 y 36 horas mientras dure el ERE.

Normativa aplicable

Estatuto de los Trabajadores. Artículos 12.4 e), 37.6 y 47.2.

© Lefebvre - El Derecho, S.A. • Avenida Diagonal 415, 1ª planta • 08008 Barcelona • NIF A79216651 • Tel: 902 22 64 60 / 93 342 65 00 • Fax: 902 22 64 61 / 93 342 65 01 • servicio.clientes@indicator.eswww.indicator.es